La comunicación inclusiva de tu marca va más allá de los ellxs

¿Te gustaría seguir recibiendo artículos como este?

Por: Luis Carlos Perez

En los últimos años el mundo ha dado un giro en torno a la inclusión en todos y cada uno de sus escenarios: desde la infraestructura (ciudades pensadas para los peatones y las personas con necesidades especiales de movilidad), hasta las leyes (matrimonio de parejas del mismo sexo) pasando por temas de lenguaje (adaptándose a las diversas identidades de género). 

En algunos casos, se ha ido más allá y ha transformado la comunicación de las personas para usar palabras o conceptos (algunos inexistentes en las reglas del lenguaje). Por eso hoy no es raro ver un “ellxs”, en lugar de “ellos” (que, aunque se pensaría que incluye a todas las personas de diferentes géneros y sexos, en algunos círculos se considera discriminatorio).

Obviamente las empresas no son la excepción. Tanto para públicos internos como para externos, es necesario que las organizaciones vayan a la par de los cambios del mundo – eso sí, sin perder su esencia -. Otro tema clave es que hoy en día los usuarios están más atentos y exigen que sus marcas favoritas sean afines a sus valores. El Pride es un ejemplo interesante: durante el mes de junio, los colores de la bandera LGTB se toman los logos de millones de compañías y startups en el mundo como señal de apoyo a la diversidad y la inclusión.

Pero hay que entender algo: muchas empresas pueden usar la bandera multicolor y eso no significa necesariamente que sean incluyentes. La inclusión, entendida como lograr que todos tengan las mismas posibilidades y oportunidades para su realización como individuos, debe ir más allá de un diseño o el cambio en una palabra. 

En términos de comunicación y mercadeo, hay algunos tips que puedes tener en cuenta para que tu marca sea mucho más incluyente. Empecemos:

Darle voz a las mujeres

Sin darse cuenta, cientos de marcas terminaron monopolizando las figuras masculinas en sus comunicaciones. Pensemos en un banco para empresas: se tiene interiorizado que la mayoría de empresarios son hombres, entonces es probable que las fotos y piezas de redes sociales estén protagonizadas mayoritariamente por estos. Aquí puedes iniciar con una mirada más inclusiva y tratar de llevar tus imágenes a un 50/50.

Mujeres en la marcha de la inclusión y diversidad sexual Pride LGBT, Lenguaje inclusivo, inclusión

Tus clientes son muy diversos: que tus comunicaciones lo sean

Algunas marcas aún tienen miedo de usar imágenes o diseños que incluyan población LGBT o personas de color. Pero recuerda: ¡estamos en el Siglo XXI! El mundo es muy diverso y seguramente en el universo de tus clientes hay personas de todo tipo. No te limites: muestra el mundo como es.

La diversidad no es solo género

Si eres el dueño de un hospital, tu sitio web quizá es visitado por personas con discapacidad auditiva o visual. Pensar en ellos también es inclusión, que puedan tener acceso a tus servicios será revolucionario y te permitirá manejar los mejores estándares en lo que a comunicación incluyente se refiere.

Elimina los sesgos y estereotipos

En tus textos o imágenes evita algún tipo de elemento o diseño que pueda comunicar un sesgo o estereotipo. Aunque es común pensar que hay colores más asociados a un sexo o género que otros, ese tipo de prácticas lo que hacen es alargar algunas concepciones que, en muchos casos, están erradas.

Comunicación omnicanal

n medio de nuestra diversidad, cada quién tiene sus hábitos de compra muy definidos. Unos prefieren comprar por el sitio web, otros, en cambio, son más de redes sociales. Una comunicación incluyente es también la que promueve la omnicanalidad: que todas las personas te puedan contactar desde diversos canales y plataformas, pero que todo esté conectado. En Keybe somos expertos en eso, así que te podemos apoyar. ¿Empezamos?

¿Te gustaría seguir recibiendo artículos como este?

JUNTO A ELLOS YA LO ESTAMOS HACIENDO POSIBLE