...

Hablemos del manejo de datos y el buen proceder

¿Te gustaría seguir recibiendo artículos como este?

Por: Juan Diego Santana

Imagínate que tienes una conversación con tu mejor amigo. Le cuentas que estás empezando a salir con alguien especial para ti, que te estás enamorando y le explicas cada detalle de lo que ha pasado con esa persona: lo bueno, lo malo, lo que te agrada y a lo que le temes. Le cuentas además que quizás estás un poco confundido/a porque antes venías hablando, quizás de una forma más inconstante con otra persona que igual te agrada, pero que no sabes muy bien qué rumbo tomaría esa relación. Es más, aún sientes cosas por esa persona, pero le ves más futuro a esta nueva relación porque la vives de una forma más intensa. Tu amigo sabe que no está bien salir con dos personas al tiempo y jugar con ellas o sus sentimientos, pero te dice que él guardará tu secreto muy bien y que nunca saldrá ni una palabra de su boca porque es tu amigo y puedes confiar en él. Tanto, que hasta le diste tu número de tarjeta de crédito y código de seguridad para que te ayudara haciendo una compra para sorprender a tu pareja nueva, ya que tú no lo podías hacerlo porque estabas ocupado. Igual, para eso son los amigos, ¿o no?

Gestión responsable de la Información de clientes - Keybe KB:

Resulta que un par de semanas después, tienes una discusión fuerte con tu amigo, de esas que no importa cuantos años y momentos hayan compartido juntos. Se alejan y quedan expuestos todos los secretos que se tienen el uno del otro. Aunque tu sabes muy bien la persona que eres y los valores que te han inculcado te impiden moralmente utilizar esa información para dañar a aquel amigo que confió en ti por tantos años, te queda la duda de que ese gran amigo, hoy dolido, pueda utilizar la información que tiene de ti en tu contra y dañar tu relación actual, por ejemplo, y solo esa idea te roba la tranquilidad del presente porque no depende de ti.

Efectivamente, un par de días después, tu pareja actual te hace un reclamo por estar jugando con ella, por tenerla como una opción y termina por eso y por estar revelando las intimidades de la pareja con sus supuestos amigos. Y como si no fuera eso suficiente, ves como te empiezan a llegar confirmaciones de compra de productos, costos de todo tipo de E-commerce y suscripciones de diferentes plataformas. 

En ese momento, te das cuenta que tu mayor error no fue haber confiado en ese amigo, sino en depositar en él datos tan importantes de tu vida.

Así como pasó en esta historia, pasa en la vida real con el manejo de los datos que le das a las empresas a cambio de servicios o productos. ¡Y no! No te estamos diciendo que debes desconfiar de ellas, por lo contrario, te vamos a enseñar cómo estar siempre a la altura de la confianza de tus clientes y a que obres como el primer personaje del relato anterior.

Resulta que muchas empresas, por medio de diferentes tácticos y medios, van recopilando información de sus clientes y la almacenan algunas de forma tradicional en un cuaderno u Excel, y otras, más modernas, las conservan en diferentes herramientas digitales de CDP o CRMS que tienen está función. La primera pregunta entonces sería ¿Qué tan protegida tienes la información de las personas que confían en ti? O ¿Le das importancia a la protección de esta información? Lo irónico aquí, es que muchas empresas ni siquiera le dan importancia a este tema, o peor aún, no saben que es importante. Olvidando que ellos

también son clientes de otras marcas y que les resulta molesto recibir llamadas o mensajes indeseados a deshoras con información que te roban tranquilidad. Es ahí dónde normalmente hacemos una pregunta clave: ¿De dónde sacaron mi número o de dónde sacaron mis datos? Y cómo somos expertos en suponer, simplemente decimos que eso es la letra pequeña, que la empresa X, F o G vende sus bases de datos y no le damos trascendencia. Normalizamos estas acciones y por eso hoy por hoy es tan común o frecuente los robos o estafas por medios digitales. 

¿Pero qué puedo hacer yo como empresa para evitar este fenómeno?

Lo primero es entonces darle la conciencia y la importancia de velar y proteger los datos de nuestros clientes. ¿Cómo? No teniéndolos en un cuaderno o archivo de Excel en un computador o USB. Es más, ni siquiera en un documento compartido en la nube al que tenga acceso cualquier persona. Para eso existen herramientas de CDP o CRMS que disponen de toda la seguridad necesaria según las leyes de cada país para proteger dicha información y que sea de fácil administración para ti y tu equipo. Y si por algún motivo algún miembro de tu empresa con acceso a esta información termina su contrato laboral en buenos o malos términos con tu empresa, puedes darle de baja a su acceso a la herramienta y así mantener los datos de tus clientes lejos de malas intenciones, como pasó en la historia de los dos amigos.

Gestión responsable de la Información de clientes - Keybe KB:

¿Y si cuento con una herramienta digital donde tengo todos los datos de mis clientes y necesito descargarla porque me cambiaré a otra o simplemente no quiero continuar con esta?

En este caso, el buen proceder es migrar esa información por medio de integración entre APIS que te permita hacer de forma digital la migración y almacenamiento de esta información. Sin un archivo suelto porque ya sabemos en qué puede terminar esto: Una copia del archivo, un computador o USB robada o en manos no deseadas que eventualmente le darán un mal manejo, o en el peor de los casos. comercializada o difamando la marca por intereses particulares.

El fin de este artículo no es asustar a nadie, por el contrario, buscamos prevenir y concientizar a todas las marcas de la responsabilidad tan grande que tenemos al manejar los datos de los clientes. En Keybe por ejemplo, es nuestra principal premisa, y por eso hoy queremos invitarte a que si tienes alguna duda sobre este tema, te pongas en contacto con nuestro equipo de Customer Care para que te den una guía y te enseñen como en KB: puedes cuidar de esta información. Porque si de algo estamos seguros, es que nunca tomaremos el papel de aquel amigo que mal utilizó la información que le confiaron.

#JuntosLoHaremosPosible

Lecturas recomendadas:

¿Te gustaría seguir recibiendo artículos como este?

¡Las novedades de Keybe para Diciembre ya están acá! 🚀

Contrata a Biky Contrátame
Cerrar
Seraphinite AcceleratorOptimized by Seraphinite Accelerator
Turns on site high speed to be attractive for people and search engines.