Cómo cuidar la salud mental en épocas de crecimiento empresarial

¿Te gustaría seguir recibiendo artículos como este?

Por: Luis Carlos Perez

Es más, según expertos consultados por CNBC, se ha vuelto mucho más estresante después de la pandemia. ¿Por qué? Las razones son variadas, pero en lo que coinciden es que la presión por ascender, no ser reemplazados o rendir en múltiples proyectos al tiempo ha hecho que la salud mental de los trabajadores esté pasando por uno de sus peores momentos en la historia.

¿Y si a eso le sumamos trabajar en una empresa con alto potencial de crecimiento? Pensemos en startups que hayan escalado rápidamente, como Rappi, Spotify, Facebook o Google, que pasan de tener 5 a 5.000 empleados en cuestión de meses o multiplican por 100 o más su facturación: en este caso, puede que la presión sea mucho mayor al encontrarse en etapas de crecimiento acelerado que implican rondas de inversión o fundraising y que, por ende, implican buenos resultados en el corto plazo.

Pero esto no debería ser lo normal: la salud mental de las personas siempre tiene que ser lo primordial porque no hay trabajo más importante que la vida misma. Recuerden: se trabaja para vivir, no se vive para trabajar.

Es por eso que, desde las startups y empresas modernas, se debe brindar un nuevo enfoque al trabajo que permita que los empleados (y sus directivas) experimenten ambientes sanos que les permitan liberar su mayor potencial. Porque sí: no hay empleado más productivo que el que es feliz en lo que hace.

Para lograr esto, deben existir compromisos por parte de las empresas y colaboradores que favorezcan un cambio cultural:

  • Equilibrio entre el trabajo y el tiempo personal: esta discusión debe darse tanto desde el nivel directivo como desde los empleados. ¿Qué estamos haciendo para respetar estos límites? ¿Es falta de planeación y exceso de procrastinación del empleado o  sobrecarga de responsabilidades por parte de la compañía?
  • El respeto es primordial: la empatía, un concepto tan común en los ambientes laborales modernos, es clave. Piensa en cómo tus acciones pueden afectar la concentración de los demás. ¿Tienes que ir a la oficina? Listo, entonces ya sabes que no puedes escuchar música en los altoparlantes porque puedes desconcentrar a tus compañeros. ¿Hay canales dispuestos para recibir ciertas solicitudes? Perfecto, entonces no tienes que enviar esa falla técnica al Whatsapp personal de tu compañero. Por más sencillo que te parezca, esto puede generar estrés en tus colaboradores.

¿Y cuál es el rol de los líderes de las empresas?

Si eres el líder de una empresa o tienes un rol de coordinación, ten en cuenta que es muy probable que en tu equipo existan personas con depresión o algún tipo de trastorno de ansiedad. Según datos reportados por la Organización Mundial de la Salud, 8 de cada 10 personas sufrieron ansiedad en 2020 (el primer año de la pandemia). Se estima, además, que alrededor del 20% de las personas en el mundo están batallando contra algún tipo de enfermedad mental (llámese ansiedad, depresión o ataques de pánico).

Salud mental empresarial

En el último año, Limeade, una empresa dedicada a transformar el concepto de bienestar en el trabajo, realizó una encuesta a más de mil trabajadores y líderes empresariales en Estados Unidos, llegando a dos conclusiones alarmantes:

  • Solo el 30% de las personas se sienten en confianza para hablar de su salud mental en el trabajo.
  • El 84% de los jefes se sienten “culpables” por las afectaciones en la salud mental de sus colaboradores.

Para generar ambientes laborales más sanos, desde Limeade brindan cinco consejos que pueden ser tenidos en cuenta por cualquier persona en posición de liderazgo:

  1. Tener total conocimiento de las políticas y beneficios de la compañía: los líderes son los llamados a abrir espacios de discusión y brindarle garantías a los empleados. ¿Tu empresa tiene algún tipo de beneficio en salud mental? Compártelo con tu equipo. ¿No lo tiene? Habla con las directivas para brindarlos. Plataformas como Globalwork (colombiana), Headspace, Terapify o Betterhelp pueden ser útiles. 
  2. No presiones a tu equipo para hablar de su salud mental: quizá no han entrado en confianza, pero estamos seguros que una vez lo hagan será más fácil. 
  3. Crea espacios sanos y seguros: reuniones uno a uno con tus colaboradores para hablar de cómo se sienten son una buena idea para esto. Así se podrán conocer mejor y esto afianzará la relación entre el líder y su equipo, y entre los empleados con la empresa.
  4. Escucha con empatía: cuando tus empleados se acerquen a ti por un consejo o para compartir algo que los aflija, escúchalos con atención, preocúpate por lo que sienten y, muy importante, no los juzgues. 
  5. Lidera con el ejemplo: la cultura de la organización se ve enmarcada por las decisiones de sus líderes, y también por cómo ellos actúan ante ciertas circunstancias. Si quieres que tus empleados hablen de su salud mental, habla de la tuya. Si quieres que tus colaboradores sientan que es muy importante ir al psicólogo, asegúrate de ser el primero en asistir a terapia. 

Desde Keybe estamos comprometidos en generar espacios sanos, seguros y positivos para nuestros colaboradores y aliados. ¿Cómo? Por ejemplo, cada semana realizamos clases de yoga gratuitas con todo el equipo. Esto se suma a otras estrategias y beneficios como la dotación de mobiliario de primer nivel para el teletrabajo y el énfasis en la importancia de las pausas activas para la productividad. 

La nueva revolución empresarial incluye el cuidado de la salud mental de las personas. ¿Te sumas?

¿Te gustaría seguir recibiendo artículos como este?

JUNTO A ELLOS YA LO ESTAMOS HACIENDO POSIBLE