Todo lo que tienes que saber de Dropshipping

¿Te gustaría seguir recibiendo artículos como este?

Por: Luis Carlos Perez

¿Recuerdas cuál fue la primera compra en línea qué hiciste? El comercio en Internet se hizo tan cotidiano que quizá pocas personas puedan responder esta pregunta. Muchos seguramente usaron plataformas como Amazon o Mercadolibre: plataformas en línea con una oferta gigante de productos que enlazan a clientes (compradores) con proveedores (empresas y vendedores). A partir de este modelo tan sencillo – una venta tradicional llevada a la web – han surgido mejoras sustanciales: pasarelas de pago, mejor experiencia de compra, etc. ¿Pero ha cambiado el modelo? Claro que sí, el dropshipping es muestra de ello.

¿Vender algo que no se tiene?

Aunque no lo creas, es muy probable que decenas de productos que has comprado en Internet no hacían parte del inventario del vendedor. ¿Cómo así? Tal cual lo lees: hoy en día es común que existan plataformas que conectan al cliente con el fabricante, en las que el intermediario obtiene beneficios por la transacción a pesar de no tener contacto con el producto. Amazon, Mercadolibre, eBay, AliExpress y Alibabá son los principales ejemplos de este modelo. 

La principal diferencia de este modelo es que, en este caso, el vendedor no necesita almacenar ni poseer el producto, mientras que en el modelo tradicional los comerciantes requieren un inventario muy alto (con los gastos que esto conlleva: bodegas, almacenamiento, etc).

Además, uno de los principales retos de los vendedores es financiar su inventario. Con el modelo de dropshipping, esto es cosa del pasado, puesto que el que carga con esos costos es el fabricante del producto mientras que el vendedor solicita solo lo que ha vendido. De entrada este es un modelo perfecto para alguien que quiera iniciar un negocio con poco capital.

¿Por qué deberías considerar el dropshipping?

El tema de costos es una de las principales ventajas del dropshipping. No requiere gastos fijos en términos de almacenamiento, empaquetamiento, control de inventario, devoluciones y gestión de inventario, puesto que estas labores las asume el fabricante. Según Shopify, miles de negocios exitosos que usan este modelo se manejan desde una oficina en casa con una inversión inferior a los 100 dólares al mes. Lo único que necesitas son buenos proveedores, tiempo y buena conexión a Internet.

Esto trae otra ventaja: con dropshipping, puedes administrar tu tienda en línea desde cualquier lugar del mundo (muy similar al modelo del trabajo remoto, uno de los principales legados de la pandemia).

Retos (y soluciones) del dropshipping

No todo es fácil. El dropshipping puede tener complejidades en términos de ganancias (el vendedor gana un porcentaje en la transacción pero será menor al que tiene el fabricante). También pueden existir complejidades en cuanto al stock (que el fabricante no responda a tus necesidades), fallos en los envíos (que los productos se demoren en llegar al comprador) y diversos errores en los proveedores. 

Pero no te preocupes. Para estos inconvenientes puedes encontrar en Keybe múltiples soluciones:

  • Si el envío se demora, en la app Keybe puedes disponer de canales de atención inmediata para el contacto con tus clientes. Un comprador satisfecho es la mejor estrategia de mercadeo que existe.
  • Keybe te brindará un conocimiento más profundo de tus clientes, por lo que podrás ofrecerles productos según sus gustos usando técnicas de dropshipping.
  • Si necesitas aumentar tus ventas, usa la herramienta omnicanal de Keybe y promociona tus productos por múltiples canales. 

Independientemente de que no cuentes con el stock y estés usando dropshipping (uno de los modelos más exitosos hoy en día), lo que sí te pertenece es tu relación con tus clientes y lo que puedes lograr con tu marca. ¿Qué esperas?

¿Te gustaría seguir recibiendo artículos como este?

JUNTO A ELLOS YA LO ESTAMOS HACIENDO POSIBLE